La tortura no es, y nunca será, cultura

En pleno siglo XXI, la extrema derecha, apoyada por PP y Ciudadanos para mantener el apoyo en distintos gobiernos, y la peor versión del PSOE, ha convertido en estandarte el apoyo a la tauromaquia, un rescoldo del pasado que debería pasar a englobar las tradiciones superadas por el propio devenir y desarrollo de la sociedad.

La tortura animal no debe formar parte de la cultura de ningún país, es más, la condena a ese maltrato define perfectamente el avance de su sociedad.

La pandemia y la emergencia sanitaria nos ha dejado sin feria, pero no ha podido con el empecinamiento de ciertos sectores de mantener la celebración de las corridas de toros.

Nosotros no vamos a disminuir nuestro empeño, junto a otras personas y colectivos, en que las corridas de toros y todas aquellas otras celebraciones que conlleven maltrato animal sean parte del pasado lo antes posible. Por ello invitamos a la ciudadanía de Jaén a acudir a la manifestación contra las corridas de toros programadas en Jaén y a seguir luchando por una ciudad y una provincia amiga de los animales y que no tolera su maltrato.

Comentarios cerrados.