¡Por fin, agua en el Zumeta!

Desde EQUO celebramos la noticia de un ¨Zumeta Vivo¨, y queremos compartirla con todas las personas y colectivos que se han movilizado para conseguir esta nueva realidad.

Foto de nuestra compañera Sara Martínez

En EQUO hemos estado en contacto con la Asociación para la Conservación Piscícola y de los Ecosistemas Acuáticos del Sur, ACPES, y en concreto con su presidente, Alejandro Ramos, y con Antonio Guirao, desde las primeras denuncias que hicieron en las redes sociales. Para entonces ya llevaban un largo camino de denuncias y expedientes en distintas instancias y nos ofrecimos a colaborar y poner nuestro granito de arena para conseguir que el Zumeta tuviera su caudal, tal y como marca la ley.

En marzo del año pasado, representantes de nuestro partido, nos reunimos con la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, para explicarle la situación drástica en la que se encontraba el río Zumeta desde hace muchos años, exponiéndole el incumplimiento claro y flagrante de la ley que obliga al mantenimiento del caudal ecológico que garantice la supervivencia de los ecosistemas asociados al río, responsabilizando a Iberdrola por no llevar a cabo las tareas a las que les obliga la ley y a las distintas administraciones y órganos implicados que no habían velado por el cumplimiento de las leyes. Pese a las denuncias llevadas a cabo por ACPES ante la Confederación Hidrográfica del Segura y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía nada se había hecho y el río y los ecosistemas que dependen de él corrían el peligro de pasar definitivamente a un rincón de la historia. En aquella reunión la subdelegada nos trasladó cuál era la situación a nivel administrativo, informándonos de las sanciones impuestas y garantizando que no consentiría que todo continuara igual.

Cartel de la manifestación

En EQUO queremos resaltar el papel clave que ha jugado la presión social ejercida por la plataforma ZUMETA VIVO y la marcha de protesta convocada por ACPES el pasado mes de septiembre en las Juntas de Miller, apoyada por EQUO y por Ecologistas en Acción, entre otros colectivos, que tuvo una gran respuesta ciudadana. Esta presión ciudadana ha sido fundamental para devolver la vida al río y a este paraje emblemático de la Sierra de Segura, de gran valor paisajístico y medioambiental.

Estaremos pendientes, como no puede ser de otro modo, para que no se pueda volver a revertir la situación del río y para que hechos como estos no vuelvan a suceder.

Comentarios cerrados.