EQUO exige al Ayuntamiento que lidere adaptación al cambio climático

El cambio climático, no admite ya negacionismos de ningún tipo, y en nuestra ciudad, con temperaturas que superan los 40 grados,  hay que tomar medidas ya, porque es necesario adaptar la ciudad a esta nueva situación, que todos los estudios certifican que irá a más

Proponemos una serie de medidas que deberían coordinar a instituciones, empresas privadas y ciudadanía para ser efectivas.

La evidencia del cambio climático, provocado por la actividad humana, es indiscutible a estas alturas del siglo XXI. Además esto ya es perceptible desde hace unos años en Jaén en forma de temperaturas más altas y menores precipitaciones, siendo estas torrenciales.

Desde EQUO y siendo hoy el día mundial del  medio ambiente, entendemos que es necesario y urgente poner en marcha una transición hacia una ciudad más adaptada, que genere menos calor y que permita mantener el bienestar de sus habitantes. Para ello, además de seguir reduciendo las emisiones que contribuyen al calentamiento global, es imprescindible modificar la forma en que la ciudad está pensada y hecha, incluyendo en todas las actuaciones la necesidad de adaptación a esta nueva situación, que tiene el potencial de degradar de forma profunda la calidad de vida en la ciudad.

Por ello hemos presentado un escrito en el Ayuntamiento en el que exigimos que sea esta administración, la más cercana a la ciudadanía, la que lidere y coordine las medidas necesarias para adaptar la ciudad a esta realidad.

Proponemos una serie de medidas, que se deben ir ampliando paulatinamente, que tengan efecto sobre la temperatura a nivel del suelo, la humedad ambiental y la sensación térmica, afectando tanto a puntos concretos como al conjunto de la ciudad.

Nuestra coportavoz provincial, Cristina Hernández, ha reclamado al alcalde que sea el Ayuntamiento quien impulse y coordine todas las acciones necesarias para esta transición. “Es una propuesta muy amplia de medidas que deben ser coordinadas y planificadas y creemos y estamos convencidos de que es esta institución la que debe tomar las riendas sin demora, para velar por toda la ciudadanía de Jaén”.

Es primordial, como ya lo hemos demandado en repetidas ocasiones, el aumento del número de árboles de gran porte en espacios que puedan acogerlos, como en nuestros parques y avenidas, así como conservar los que ya tenemos, evitando talas. Así como la creación de nuevos espacios verdes en el casco urbano y la periferia, lo que tendría un efecto beneficioso sobre las temperaturas y la calidad del aire de la ciudad, dos cuestiones de suma importancia y cuya evolución es preocupante. Igualmente, reclamamos que se empleen especies adaptadas al clima mediterráneo, con elevada capacidad de absorción de gases como el CO2, menores necesidades de riego, con una sombra tupida y con una incidencia menor con las alergias. También proponemos una reforestación más ambiciosa de la zona más próxima a la ciudad y detener de una vez por todas, la depredación del suelo no urbanizado, como sugiere el nuevo PGOU, incompatible con la ciudad de Jaén, cada vez más despoblada y afectada severamente por el desempleo.

De forma complementaria, debería facilitarse la creación de zonas verdes en las azoteas de los edificios, lo que reduciría de forma considerable la temperatura de los mismos, y con ella, la necesidad de emplear aires acondicionados.

Jon Altuna, coportavoz de EQUO Jaén, añade que “de forma complementaria, debería ampliarse de forma significativa el numero de calles con toldos, principalmente las calles con más tránsito peatonal de cada barrio”. Dentro de esta propuesta de generar mayores espacios de sombra, es necesario cubrir de forma permanente los espacios de juego infantiles que no tengan una cobertura vegetal suficiente, la mayoría en nuestra ciudad. Una medida que debería extenderse a los patios de los centros educativos que, en gran parte de los casos, son tortas de cemento sin apenas sombra. Estos espacios deberían combinar también una mayor presencia vegetal y cubrimientos artificiales como ya hacen algunos centros. Cabe recordar que esta es una demanda creciente por parte de madres y padres.

Igualmente hay que multiplicar los puntos de agua, tanto para beber como para refrescar y humedecer el ambiente.

Consideramos también que los materiales utilizados en las diversas obras de la ciudad, públicas y privadas, no contribuyen a disipar calor con facilidad, antes al contrario. “Debemos apostar por materiales más porosos, por ejemplo para los pavimentos, incluso alternando zonas duras y blandas, como pavimentos vegetales, que disminuyan la acumulación de calor durante el día, lo que contribuye a hacer las noches aún más angustiosas”.

Sería igualmente necesario, y la mayoría de la ciudadanía lo sabe bien, actuar sobre el mobiliario urbano, ya que en muchas ocasiones no cumple su supuesto cometido, como sucede con muchas marquesinas de autobús, donde las hay puesto que no todas las paradas disponen de ellas, y que no ofrecen un refugio real contra las altas temperaturas y el sol. Deberían ir siempre acompañadas de vegetación de sombra o, en su defecto, modificar su estructura y composición para que ofrezcan más sombra y aíslen más del sol, por ejemplo, con techados dobles, no sólo frontales.

Otra medida de las propuestas por EQUO incide en restringir el espacio del  vehículo privado y en la pacificación del tráfico, lo que supone disminuir el calor que estos generan y, al mismo tiempo, reducir las enormes superficies de color oscuro y sin apenas sombra que requieren calles y avenidas. “Este es el camino que están tomando ya las ciudades europeas y gran parte del mundo y, siendo nosotros una de las regiones que más va a sufrir los efectos del cambio climático, mejor que comencemos ya a tomárnoslo en serio, porque implica un cambio cultural profundo que tardará en ser aceptado por mucha gente” ha recordado Cristina Hernández.

Nuestro partido recuerda que para reducir la temperatura y mejorar la calidad del aire, además de estas medidas, existen varios métodos probados, como reducir las emisiones contaminantes de la industria y vehículos principalmente o mejorar los aislamientos de las viviendas y resto de edificios y hemos reclamado en repetidas ocasiones que se tomen medidas en todos esos ámbitos. “Es hora de actuar de una vez por todas”, concluye Jon Altuna.

Comentarios cerrados.