¡Fuera la especulación del urbanismo!

Desde EQUO reclamamos una LOUA que acabe con la especulación y promueva un urbanismo acorde a las necesidades reales de las personas

En nuestro partido exigimos que se realice un análisis crítico de las políticas urbanísticas y de ordenación del territorio llevadas a cabo en Andalucía en las últimas décadas.

Se está intentando legislar “únicamente para flexibilizar y agilizar los procedimientos e instrumentos urbanísticos, y no para vertebrar el territorio y mejorar las condiciones de habitabilidad en nuestros pueblos y ciudades”

Tras participar en representación de Podemos-EQUO en la Jornada ‘Bases para un nuevo urbanismo en Andalucía’ celebrada en Jaén, nuestra compañera Sara Martínez, concejala en el Ayuntamiento de Jaén, ha pedido que la futura modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) sea una “oportunidad” para poner en marcha un modelo de ordenación del territorio que no ponga en riesgo la sostenibilidad a largo plazo y que mejore las condiciones de vida de la ciudadanía.

Para nosotros, el análisis necesario para el alumbramiento de una nueva ‘Ley Urbanística de Andalucía’ tiene que tener muy presente que la gestión del urbanismo en nuestra comunidad ha provocado un impacto irreversible en la calidad de nuestros paisajes, particularmente de los litorales y de las aglomeraciones metropolitanas, la merma de recursos de enorme valor para la sostenibilidad de la vida, el alejamiento de la mayor parte de la población andaluza del acceso a la vivienda, situaciones de desigualdad social intolerables, y una extensión pandémica de la corrupción.

En este sentido, desde nuestro partido consideramos que las cuestiones de mayor entidad que deben abordarse en este proceso legislativo son las referentes a “vivienda y suelo, vinculación del urbanismo con un nuevo modelo productivo relocalizador de la economía, y parcelaciones urbanísticas en suelo no urbanizable. Es evidente que uno de los principales problemas que enfrentamos en el urbanismo en Andalucía proviene de la depredación del territorio por iniciativas especulativas, por lo que este análisis de la situación que se plantea ahora es una oportunidad que tenemos que aprovechar para decrecer y preservar suelos de interés bioproductivo”, como ha señalado Martínez.

Esperamos que la Junta de Andalucía escuche las voces que pedimos un nuevo urbanismo y no se deje llevar por la lógica especulativa de años atrás que no servirá para solucionar los problemas de empleo que arrastra Andalucía, como ya ha quedado demostrado. Necesitamos que esta nueva LOUA ponga los cimientos para la construcción de ciudades más compactas y accesibles, donde poder integrar mejor todos los servicios, así como preservar la salud de las personas, garantizar el derecho a la vivienda y a la movilidad, y hacer frente al reto de la adaptación al cambio climático”, ha señalado por su parte nuestra coportavoz, Cristina Hernández, también presente en la Jornada.

Necesidad de un nuevo modelo de ciudad para Jaén

Sara Martínez ha puesto de manifiesto que Jaén constituye un ejemplo de la peor cara del urbanismo especulativo que conduce a las ciudades a modelos de desarrollo desiguales, injustos e insostenibles. La mejor prueba de ello es el nuevo PGOU, “un documento que no es realista, no es viable y no es útil, porque parte de una falacia: el crecimiento en más de 30.000 personas de una ciudad que en los últimos años no hace más que perder población. En base a este criterio, a todas luces falso e injustificable, el PGOU plantea un crecimiento desproporcionado, clasificando como nuevo suelo urbanizable más de 11 millones de metros cuadrados (equivalentes a 1100 campos de fútbol), y la construcción de más de 12 mil nuevas viviendas, cuando se estima que hay en la ciudad más de 7 mil viviendas vacías. Todo ello mientras se abandonan a su suerte los barrios de la ciudad consolidada, necesitados de rehabilitación y recuperación”.

Comentarios cerrados.