Exigimos acabar con las fumigaciones que afectan a la salud de los jienenses

Es imprescindible acabar con prácticas que dañan la salud de las personas y a nuestro medio ambiente

Desde EQUO pedimos que se elabore un Plan Integral de lucha biológica contra plagas que acabe de una vez con fumigaciones con productos químicos que afectan a la salud de personas y animales.

En palabras de nuestra compañera, Pepa Jiménez, “el ejemplo de la procesionaria, que estamos viendo estos días en Jaén, es uno más de lo que no se debe hacer si se busca el bienestar de la población de nuestra ciudad”.

Todos conocemos y hemos visto la procesionaria del pino, lo que muchos no saben es que es una plaga que causa grandes daños y enfermedades en los pinos que acaban debilitando al árbol y que provoca daños en el ser humano y animales, como alergias y urticarias.

En estos días de Febrero es cuando surgen las orugas de las bolsas de seda, dirigiéndose en fila hacia el suelo para continuar su ciclo de vida, y los Ayuntamientos toman medidas para acabar con esta plaga y sus nocivos efectos.

Pero en EQUO nos preguntamos: ¿qué medidas se están tomando en nuestra ciudad? ¿Qué tipo de sustancias se están aplicando en parques y jardines? ¿Son inocuas para nuestra salud?

Sabemos que en la actualidad se sigue utilizando la pulverización con plaguicidas como el Diflubenzurón, que está prohibido por Directivas europeas debido a los efectos negativos en la salud humana y el medioambiente.

Para EQUO la lucha contra estas y otras plagas no puede ser llevada a cabo con fumigaciones y el uso de productos químicos perjudiciales para las personas, animales y medio ambiente. Es una estrategia insostenible y perjudicial para la población.

Desde EQUO, ha declarado nuestra coportavoz Cristina Hernández, queremos que el Ayuntamiento aclare qué productos está utilizando para fumigar contra la procesionaria y pedimos que se tengan en cuenta actuaciones naturales que son inocuas para la ciudadanía y que han demostrado su efectividad en otros lugares donde se han puesto en marcha

Nuestra propuesta se basa en un programa de conservación y recuperación de las poblaciones de especies que se alimentan de la procesionaria en distintas etapas de su ciclo de vida. Medidas como fomentar el anidamiento de aves insectívoras como herrerillos, abubillas y carboneros (que se alimentan de la oruga) y de murciélagos autóctonos (consumidores de mariposas) con la instalación de refugios y nidos para su establecimiento.

Pero, no lo olvidemos, estas medidas no servirían de nada por sí solas. Como bien dice nuestra compañera “Este programa, insiste Jiménez, no puede llevarse a cabo sin una correcta conservación y protección de nuestras arboledas ya que sin estos espacios los depredadores de procesionaria no pueden establecerse y realizar su función de control de la población de la oruga

Por todo ello volvemos a solicitar al Ayuntamiento de Jaén que realice un plan integral de los jardines y zonas arboladas, sostenible y ecológico, que sea capaz de proteger los espacios verdes y generar calidad ambiental para la ciudadanía.

Comentarios cerrados.