EQUO aprueba una resolución sobre el conflicto del Sahara Occidental

En la III Asamblea Federal de EQUO, celebrada el pasado fin de semana en Madrid, se aprobó una resolución en la que se pide la toma de medidas para avanzar hacia la solución del conflicto del Sahara Occidental que lleva más de 40 años y que no parece avanzar hacia una solución satisfactoria.

Traemos aquí el texto completo porque nos parece que es unasahara-2 cuestión que se encuentra enquistada y que atenta directamente contra los Derechos Humanos de la población civil que malvive en campamentos de refugiados, como el de Tindouf, y que pone en peligro la estabilidad, la seguridad y el propio desarrollo de la zona.

Desde EQUO Jaén queremos dar nuestro apoyo expreso a esta resolución y abogar porque se puedan llevar a cabo las peticiones que figuran en la misma y que el Gobierno encabezado por Mariano Rajoy se ponga manos a la obra para acabar de una vez por todas con esta injusta y anacrónica situación.

A continuación puedes leer la resolución completa:

Resolución política del Partido EQUO sobre el conflicto del Sahara Occidental

Cuarenta años después, el proceso de descolonización del Sahara Occidental continúa pendiente de solución, sin que las continuas resoluciones de Naciones Unidas hayan surtido efecto.

EQUO entiende que este estancamiento provoca un conflicto político que afecta a la estabilidad, seguridad, desarrollo y futuro de la región, una permanente violación de los derechos humanos de la población saharaui en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, por parte de las autoridades del Reino de Marruecos, así como un grave problema humanitario debido a la situación de la población refugiada saharaui en los campamentos de Tindouf (Argelia), dependientes de la cooperación y ayuda internacional para su supervivencia.

El Gobierno de Marruecos persiste en las zonas ocupadas del Sahara Occidental con las detenciones arbitrarias, las torturas, la falta de garantías ante la policía y ante los tribunales, contra las activistas, defensores y defensoras de los derechos humanos. Actualmente son más de 50 los presos políticos saharauis que permanecen en las cárceles marroquíes.

Los dirigentes europeos sólo se atreven a hacer declaraciones generales sobre la necesidad de que el Reino de Marruecos respete los Derechos Humanos y avance en el campo de las libertades fundamentales. No han exigido al gobierno marroquí que cumpla con la legalidad y el derecho internacional, con las resoluciones de Naciones Unidas en materia de descolonización. Que cese la represión contra el pueblo saharaui y que libere a todos los presos políticos saharauis. Los gobiernos europeos se han convertido en “colaboradores necesarios” para que el Reino de Marruecos continúe con la ocupación, el expolio de los recursos naturales y la conculcación de derechos humanos.

La Unión Europea firma acuerdos comerciales con el Reino de Marruecos, incluyendo el territorio del Sahara Occidental, reconociendo de hecho la anexión ilegal de este territorio, y potenciando la explotación de los recursos naturales saharauis por empresas marroquíes y europeas. Es inadmisible que compañías europeas puedan sacar beneficio en territorios ocupados ilegalmente.

Es un buen camino el fallo histórico del Tribunal de Justicia Europeo de diciembre pasado que impide que cualquier producto proveniente del Sahara Occidental pueda entrar en el mercado europeo en base al acuerdo de la Unión Europea y el Reino de Marruecos.

Al Estado español, a sus instituciones, a las diversaswsahara administraciones, a las fuerzas políticas, a las organizaciones sociales, les corresponde política y moralmente, como antigua potencia colonial del territorio, jugar un papel activo en la resolución de este problema de descolonización inacabada.

Los legítimos intereses del estado español en Marruecos no pueden condicionar la legalidad internacional y los derechos humanos. No podemos aceptar de ningún modo, amparar una acción de gobierno que ponga los beneficios económicos y comerciales por encima de la legalidad, la justicia y los derechos de los pueblos.

El próximo mes de diciembre, España preside el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Por ello,

La 3ª Asamblea Federal de EQUO cree necesario que:

  1. Las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad y su Secretario General deben aplicar el “Plan de Paz para la libre determinación del pueblo del Sahara Occidental” acordado por unanimidad en el Consejo de Seguridad. Por tanto, urge la celebración de un referéndum de libre determinación, mediante sufragio universal de la población saharaui.
  2. La Unión Europea y sus países miembros deben intervenir activamente en defensa del citado Plan de Paz y de los legítimos derechos del pueblo saharaui.
  3. Denunciamos la situación en la que viven los ciudadanos y ciudadanas saharauis de los territorios ocupados, y hacemos un llamamiento para que se detenga la represión contra la población civil saharaui, los juicios sumarísimos, la violación permanente de los derechos humanos por parte del Gobierno de Marruecos y la persecución de quienes tratan de defender pacíficamente la libertad y la independencia para su pueblo.
  4. Demandamos del Reino de Marruecos que libere inmediatamente a todos los presos políticos saharauis, cese la represión y las torturas y anule los juicios que se celebran sin ningún tipo de garantías procesales. Que respete los derechos humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental.
  5. Aunque el papel de la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental), a ojos de la población saharaui es rechazable por su continua mirada hacia otro lado y ser cómplice de lo que ocurre en el territorio ocupado del Sahara Occidental en materia de derechos humanos, es muy urgente que la Misión de Naciones Unidas asuma las competencias en la defensa y protección de los derechos humanos de la población saharaui en los territorios ocupados del Sahara Occidental.
  6. Demandamos el cese inmediato del expolio de los recursos naturales del Sahara Occidental, contrario al derecho internacional civil y humanitario. Y exigir de la Unión Europea que excluya el territorio del Sahara Occidental de todos los acuerdos económicos y comerciales que se suscriban con el Reino de Marruecos.
  7. El Gobierno de España debe cesar de inmediato la venta de armas cualquier material militar al Reino de Marruecos que no respeta los más elementales derechos humanos.
  8. El Gobierno de España debe asumir su responsabilidad sobre el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, que debe ejercitarse a través de un referéndum libre, democrático y donde se planteen todas las opciones, también la independencia. Y que mejor momento para hacerlo que durante el próximo mes de diciembre durante el que España preside el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
  9. Reclamamos el reconocimiento por parte del Gobierno de España del Estatus Diplomático del Frente Polisario, único y legitimo representante del pueblo saharaui; al tiempo que requerimos del Frente Polisario que, en la citada condición, garantice la protección y el ejercicio de los Derechos Humanos en los campamentos de refugiados saharauis, en los términos de la constitución de la República Árabe Saharaui Democrática y la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Resolución de la Comisión Ejecutiva Federal de EQUO a iniciativa de la Asamblea de EQUO Málaga ciudad y tras su revisión por el Grupo de trabajo Internacional.

Comentarios cerrados.