EQUO lamenta la aprobación parcial del PGOU de Jaén por parte de la Junta de Andalucía, y advierte de que propone una ciudad insostenible económica, social y ambientalmente

Tras su publicación en el BOJA en el día de hoy, nuestra formación política expresa su profundo rechazo a la aprobación parcial, por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, de un Plan General de Ordenación Urbanística que es absolutamente lo contrario de lo que necesita la ciudad de Jaén, puesto que continúa con las políticas de incomprensible expansión en nuevos sectores residenciales, en lugar de apostar por la tan necesaria recuperación y rehabilitación de los barrios de la ciudad consolidada, mantiene la apuesta por la construcción de infraestructuras faraónicas totalmente innecesarias, y se olvida absolutamente del Conjunto Histórico y de la protección del patrimonio natural y cultural existente en el municipio, al priorizar la inversión sobre los nuevos crecimientos.

Jaen-viewPara David Palomino, coportavoz de EQUO en Jaén, “las premisas de las que parte la justificación de los crecimientos previstos en el PGOU son absolutamente irreales y un auténtico fraude. No cabe en ninguna cabeza que se plantee un incremento de la superficie urbanizada de casi un 40% en 8 años cuando la población ha aumentado en los últimos diez años en 259 personas, ni la construcción de más de 14000 viviendas nuevas cuando se estima que existen más de 7000 viviendas vacías en la ciudad. Por otro lado, es como poco ingenuo plantear en el actual contexto económico, y por parte de uno de los Ayuntamientos más endeudados de España, unas inversiones de las Administraciones y del sector privado de más de 300 millones de €. Estas inversiones son irrealizables, como ha reconocido el propio concejal de urbanismo. El documento nace sin viabilidad económica.”

Por otra parte, nos resulta profundamente preocupante la incidencia que sobre la sostenibilidad de Jaén puede tener la ejecución del PGOU. El modelo de ciudad planteado es intensivo en el consumo de recursos básicos como agua y energía, cuyo suministro no queda suficientemente garantizado, no plantea una solución adecuada al grave problema de gestión de los residuos que existe en la ciudad, (con un vertedero contaminante y prácticamente agotado). Igualmente, ocasionará un aumento de los niveles de ruido y contaminación atmosférica por el incremento del uso del vehículo privado en los desplazamientos hacia las zonas de expansión, contribuyendo todo ello a empeorar la ya de por sí lamentable calidad del aire existente. La huella ecológica de la ciudad y su contribución al nefasto cambio climático se verán sustancialmente incrementadas con este PGOU.

En definitiva, desde la asamblea de EQUO Jaén queremos hacer ver que, lejos de propiciar un aumento de la calidad de vida, del bienestar y de la salud de los jienenses, este PGOU incidirá muy negativamente sobre estos aspectos, que debieran haber sido considerados, como mínimo, al mismo nivel que otros argumentos durante la redacción del texto.

En opinión de la coportavoz de EQUO Jaén, Sara Martínez, “el modelo propuesto en el PGOU sólo responde a la voluntad del equipo de gobierno del PP de favorecer los intereses particulares de algunos en detrimento de los intereses generales de los vecinos y vecinas de Jaén. No es de extrañar que el texto haya sido elaborado absolutamente a espaldas de la ciudadanía, sin activar ni siquiera el más elemental procedimiento de participación ciudadana en la redacción del que es el documento más importante para el desarrollo presente y futuro de la ciudad y la vida de sus habitantes.”

Este PGOU supone también una agresión al pequeño y mediano comercio, al apostar por la creación de grandes superficies comerciales en el extrarradio, en las que grandes firmas multinacionales crearán empleo precario y de baja calidad en detrimento del generado por el comercio tradicional local, que es el que hace que la riqueza quede en la ciudad.

También queremos advertir de que la aprobación de varios de los sectores propuestos en el PGOU queda en suspenso en tanto no se justifique el cumplimiento de las determinaciones establecidas en el Informe de Valoración Ambiental. Este es el caso de los sectores APA-7 Jabalcuz, SURO-5 Vaciacostales y SURO-6 Terciario este (donde se pretende construir el centro comercial Albores). En este último caso, desde el Ayuntamiento se vende a la ciudadanía como un éxito inminente la implantación de este centro comercial, cuando aún no se han justificado sus afecciones ambientales y las medidas a tomar para minimizar las mismas, que habrán de tener posteriormente el visto bueno de la Consejería.

Para nosotros es inaudito que, a pesar de las gravísimas consecuencias económicas, sociales y ambientales que ha tenido y tiene en nuestro país el urbanismo depredador y especulativo, tanto el Ayuntamiento como la Junta de Andalucía aprueben un documento que propugna un modelo de ciudad absolutamente insostenible, desequilibrado territorialmente, y perpetuador de las desigualdades sociales, en contra de los principios que dicen defender ambas Administraciones, en contra de todas las recomendaciones internacionales, en contra de numerosa normativa de aplicación y, en definitiva, en contra del más elemental sentido común.

3 comentarios

No se admiten más comentarios