EQUO Jaén, condena la actitud del Ayuntamiento respecto al tranvía y la falta de responsabilidad de los autores del proyecto.

EQUO Jaén considera que a pesar de que la decisión de poner en marcha el tranvía de Jaén debería haberse supeditado a la realización de un diagnóstico técnico riguroso sobre las necesidades de movilidad en la ciudad, un vez que no ha sido así, y que ha primado el criterio político sobre el técnico y socioambiental, solo el montante de la inversión realizada además del enorme coste para los comercios afectados por las obras, ya justifica de por sí la puesta en marcha de la infraestructura. “El tranvía existe, ha transformado una parte importante de la ciudad y eso ya no tiene vuelta atrás”, ha declarado Sara Martínez, coportavoz de EQUO Jaén.

Por lo tanto desde EQUO Jaén pedimos que desde el Ayuntamiento se articulen los mecanismos para que el sistema tranviario pueda ponerse en marcha buscando, si es necesario, medios de compensación del déficit. “De nada sirve, continúa Sara Martínez, encerrarse en el argumento de que es económicamente inviable cuando la realidad es que casi en la totalidad de los casos los sistemas de transporte público son deficitarios, y si existen es precisamente por la rentabilidad social y ambiental que aportan en contraste con el transporte privado, hasta el punto de que estamos viendo ya en Europa experiencias exitosas de transporte público totalmente gratuito para los usuarios”.

Resulta significativo que se pretenda sacar a licitación la explotación del tranvía sin aportación económica municipal alguna, cuando otros medios de transporte, como el autobús, si cuentan con esa aportación.

La ciudad de Jaén no se puede permitir que los cambios de color del equipo de gobierno municipal constituyan una y otra vez una enmienda a la totalidad de las políticas puestas en marcha por el anterior equipo. Aspectos como la movilidad sostenible y la ordenación urbanística deben responder al diseño de una ciudad habitable con un nivel cada vez mayor de calidad de vida, más que a propuestas sin recorrido ni más horizonte que un mandato electoral.

Ahora que la propuesta de Plan General de Ordenación Urbanística incorpora importantes crecimientos industriales, comerciales y residenciales en la zona norte de la ciudad, al amparo del sistema tranviario (incluyendo la estación intermodal), ¿cómo puede plantear el Ayuntamiento que si no hay empresa interesada en su explotación el tranvía no se pondrá en marcha? ¿Acaso quieren minar la viabilidad de sus propias propuestas?

Un comentario

No se admiten más comentarios